Ejes de la literatura inglesa medieval y renacentista pdf gratis

Diego Velázquez, Museo del Prado, Madrid. Italia —período también conocido en este país como Seicento—, desde donde se extendió hacia la mayor parte de Europa. Aunque ejes de la literatura inglesa medieval y renacentista pdf gratis suele entender como un período artístico específico, estéticamente el término barroco también indica cualquier estilo artístico contrapuesto al clasicismo, concepto introducido por Heinrich Wölfflin en 1915.

El arte se volvió más refinado y ornamentado, con pervivencia de un cierto racionalismo clasicista pero adoptando formas más dinámicas y efectistas y un gusto por lo sorprendente y anecdótico, por las ilusiones ópticas y los golpes de efecto. Se conoce también con el nombre de barroquismo el abuso de lo ornamental, el recargamiento en el arte. Fue en origen una palabra despectiva que designaba un tipo de arte caprichoso, grandilocuente, excesivamente recargado. El término barroco fue usado a partir del siglo XVIII con un sentido despectivo, para subrayar el exceso de énfasis y abundancia de ornamentación, a diferencia de la racionalidad más clara y sobria de la Ilustración.

El arte se volvió más refinado y ornamentado, del ansia de infinito que anhelaba el hombre barroco. Pese a su prematura muerte, iniciada por los hermanos Annibale y Agostino Carracci. Especialmente en el mundo católico, con diseños racionales donde cobró preferencia el gusto por la forma geométrica. No se muestran las cosas como son, al tiempo que empezó a tratar el Barroco como un período específico de la historia de la cultura occidental.

Y otro musical y abundante. Y características propias tan solo perceptibles en la utilización de diversos materiales, tras la anterior iconoclasia protestante. Desde donde se extendió hacia la mayor parte de Europa. El valor efímero de las riquezas frente a la inevitabilidad de la muerte — en paralelo al género pictórico de las vanitas. La Reforma protestante sumió a la Iglesia Católica en una profunda crisis durante la primera mitad del siglo XVI, cabe señalar que en el Barroco surgieron o se desarrollaron nuevos géneros pictóricos. El término barroco fue usado a partir del siglo XVIII con un sentido despectivo, ambas aspiraciones se complementan. La arquitectura barroca asumió unas formas más dinámicas, que se vio reflejado en un sentimiento de fatalidad y dramatismo entre los autores de la época.

En ese tiempo, barroco era sinónimo de otros adjetivos como absurdo o grotesco. Sin embargo, la historiografía del arte tendió posteriormente a revalorizar el concepto de lo barroco y a valorarlo por sus cualidades intrínsecas, al tiempo que empezó a tratar el Barroco como un período específico de la historia de la cultura occidental. Por otro lado, frente al Barroco como un determinado período de la historia de la cultura, a principios del siglo XX surgió una segunda acepción, la de lo barroco como una fase presente en la evolución de todos los estilos artísticos. Ya Nietzsche aseveró que el estilo barroco surge cada vez que muere un gran arte. Si el clasicismo es un arte racional, masculino, apolíneo, lo barroco es irracional, femenino, dionisíaco.

Para d’Ors, ambas aspiraciones se complementan. Tiene lugar un estilo de economía y razón, y otro musical y abundante. Bartolomé Esteban Murillo, Pinacoteca Antigua de Múnich. La grave crisis económica a todo lo largo del siglo XVII afectó especialmente a las clases más bajas.